lunes, 17 de mayo de 2010 by Radio Television Universal

Con una incontestable victoria ante el Valladolid (4-0), el Barça se ha convertido en el mejor campeón de la historia de la Liga, un equipo que ha batido todos los récords de puntos y ha conquistado su cuarto título de la temporada.

Dos goles de Pedro, la revelación de la temporada, conseguidos en la primera parte y otros dos de Leo Messi, el 'pichichi', el 'Bota de Oro' europea con los 34 tantos que ha firmado en Liga, 47 en total.

El título es el vigésimo de la historia de los azulgrana, el décimo en los últimos veinte años, la demostración de lo que ha crecido el Barça en las dos últimas décadas, en las que decididamente ha demostrado que algo ha cambiado en el equipo del Camp Nou.

En un cara a cara con el Real Madrid, el equipo de los 260 millones de euros, el Barça, el vigente campeón, ha vuelto a salir victorioso y eso que el partido no empezó de la mejor manera para los catalanes.

Como un flan. Impreciso, nervioso, errático. Cuatro, seis minutos de duda en el inicio, en los que se vio la peor versión del Barça, sobre todo después de una indecisión de Valdés, que Manucho no pudo aprovechar, porque Puyol, muy atento, salvó el 0-1.

No marcó el Valladolid, que ni en el mejor de sus sueños había imaginado un inicio así, y poco a poco, el Barça se fue encontrando, a pesar de que su juego no era el del resto de la temporada, sin el referente de Xavi en el medio y con tres centrocampistas de perfil similar (Touré, Keita y Busquets).

A falta de creación, el Barça tiró de contundencia en ataque, de un fútbol más directo. Lo intentó con remates lejanos, por medio de Keita (m.12), Touré y Bojan (m.14).

En cuanto, el Valladolid se sintió un poco ahogado, se desinfló, perdió la posición en el campo, y los de Guardiola monopolizaron el juego.

Empezó a aparecer Leo Messi, que pecó de individualista en un par de acciones, y erró un remate cruzado sólo ante Jacobo, que también estuvo muy acertado en un tiro cercano de Bojan Krkic.

Pero todo cambió cuando Pedro Rodríguez hizo acto de presencia. El canario, como en Mónaco, como en Abu Dabi, cuando marcó los tantos que les dieron al Barça la Supercopa de Europa o el Mundial de Clubes, fue determinante y decidió el partido en cuatro minutos.

En el 1-0, Pedro se encontró con un regalo de Luis Prieto. Disparó, el balón rebotó en el central del Valladolid y entró (m.27). El 2-0 ya fue una jugada 'made-in-Barça': rápida combinación en la medular, el balón llega a Messi, el pase sobre Pedro, el control, su velocidad y la pelota entró por debajo del cuerpo de Jacobo.

El trabajo ya estaba hecho. Con 59 minutos por jugarse, la fiesta era completa en el Camp Nou. En el segundo tiempo, el Barça ya se sintió campeón desde el primer minuto de la reanudación ante un rival rendido a su suerte, que sólo podía estar pendiente a la radio, para ver si podía salvar la categoría.

En la segunda mitad llegó el 3-0, obra de Messi, en una gran acción de Touré Yayá, que regaló al argentino su trigésimo tercer tanto liguero.

El 4-0 también lo marcó el argentino, con lo que Messi entró en los libros de récords del Barça. Fue su 34 tanto en Liga e iguala los que marcó Ronaldo Luiz Nazario en su día. En total, el delantero ha sumado 47 en todas las competiciones.

En medio de las celebraciones, aún hubo tiempo para que el Camp Nou homenajeara a Andrés Iniesta, a Zlatan Ibrahimovic y también a Thierry Henry, quien posiblemente jugó su último partido como azulgrana para emprender camino hacia la Liga Estadounidense.

Sumar 99 puntos de 114 posibles es una barbaridad. Los de Pep Guardiola han conseguido el 87 por ciento de los puntos en juego y han cedido una sola derrota en toda la temporada liguera.

Pero hay un dato que resume el dominio incontestable dominio de los barcelonistas, que han aunado fiabilidad defensiva con el 'zamora' conquistado por Víctor Valdés y espectacularidad en ataque, faceta en la que ha destacado Leo Messi, el máximo goleador de la Liga Española y también de las grandes Ligas, por lo que será coronado 'Bota de Oro' europea.

Y todo ello el último día que Joan Laporta se sentaba en el centro del palco. Laporta se ha despedido como presidente en un partido oficial. En siete años, el Barça ha vivido su mejor época: 12 títulos; con dos 'Champions' y 4 Ligas; una espléndida manera de cerrar aquel círculo virtuoso que anunció cuando llegó al cargo en el verano de 2003.
by Radio Television Universal
Gracias a un gol de Diego Milito en la segunda etapa, Inter venció a Siena a domicilio y así se consagró por quinta vez consecutiva, la cuarta en la cancha, como campeón de Italia, elevando a 18 su botín de Scudetto, es decir el título de campeón de liga italiana.
En efecto, con este resultado Inter sumó 82 puntos y mantuvo dos de ventaja sobre Roma. Siena, por su parte, ya estaba descendido y cerró el torneo en la penúltima posición, con 31 unidades.
El partido tuvo mucha emoción, especialmente en la primera etapa, cuando desde Vérona llegaban las noticias del triunfo de Roma que, en ese momento, implicaba que el título viajaba hacia la capital italiana.
Pero en la segunda etapa José Mourinho sumó un delantero más en la cancha, con el ingreso de Pandev por Motta, y en pocos minutos llegó el tanto decisivo de Milito, producto de una gran jugada por izquierda de capitán Zanetti y de la certera definición de goleador nerazzurro.
Luego, Inter controló con calma la tibia reacción de Siena, con Julio César quien también pudo lucirse con un par de atajadas importantes, pero en realidad Inter tuvo muchas más ocasiones de aumentar que Siena de empatar.
Así, el equipo nerazzurro se alza con un doble título, el Scudetto luego de la Copa Italia, con la posibilidad el sábado en Madrid de conseguir una histórica y excepcional "triple corona".

Fuente: ESPN
by Radio Television Universal
Sacrificada, sufrida, pero merecida fue la victoria de Guabirá sobre Real Mamoré, por 3-2, ayer en la ‘Caldera’, que le permitió sacarse la bronca de la difícil semana vivida, que derivó en la renuncia de Martín Lígori a la dirección técnica.
A los 4 minutos, tras un centro rasante de Paz, el argentino Casañas apareció para empujar el balón y hacer estallar de alegría a su hinchada. A los 44’, Iván Zerda aprovechó una asistencia en profundidad para definir por arriba del arquero Cronenbold.
La fragilidad de la defensa local fue bien aprovechada por la visita, que tras un contragolpe Díez sacó un centro y el peligroso Maraude anotó el segundo, a los 73’.
Rea no se resignó y decidió reforzar su ofensiva con Rinetti para seguir atacando con tres delanteros, hasta que un remate al centro del área de Lanz fue bajado por Arce, Acosta se anticipó, fusiló al arquero beniano y logró la igualdad; era el minuto 81’, aún quedaban esperanzas para volcar el marcador. El partido terminaba, y todo hacía pensar que quedaría igualado, pero una triangulación entre Arce y Cuéllar, que centró rasante para que Chispas remate cruzado y logre el tercer gol, a los 92 minutos. Fue el 3-2 de la agónica victoria del rojo, que por fin ganó.
by Radio Television Universal

Con la goleada (5-2) propinada a un blando Real Potosí, Blooming alcanzó ayer la punta de la liguilla por el ‘repechaje’ y de esta manera se acomoda entre los favoritos para luchar por el boleto a la Copa Sudamericana 2011, que obtiene el ganador de esta fase.
La academia cruceña no tuvo que ‘despeinarse’ para salir airoso de este encuentro, ya que cuando sus jugadores quisieron apretaron el ‘acelerador’ y marcaron goles para todos los gustos, aunque en dos de éstos contaron con la complicidad del zaguero Rony Jiménez, que tuvo una mala noche.
La victoria permite a Blooming escalar a la cima de las posiciones con siete puntos, uno más que Real Potosí y Universitario, que suman seis, y alistarse con todo para ir a la altura, pues el miércoles debe visitar a La Paz F.C. en la sede de Gobierno. Desde el inicio los locales buscaron la apertura con un claro dominio de la pelota y fueron hilvanando jugadas de peligro, las más claras en los pies de Castillo y Brandao, que estrellaron sus remates en los palos.
Pero el brasileño tuvo su premio a los 22 minutos. Un mal despeje hizo que la pelota le rebote en los pies y venció a Gois de Lira. Los potosinos intentaron reaccionar, pero una falla de Jiménez permitió a Akerman marcar el segundo (31’). Todo parecía resuelto y así se fueron al descanso.
Aragonés no tenía mucho que corregir, ya que el equipo jugaba a su gusto; el que sí habló fue Víctor Hugo Andrada, técnico lila, cuyo onceno mostró muchas falencias. Metió a Loayza y a Huallpa por Tórrez y Ortiz.
Los cambios parecían dar sus frutos, ya que de entrada Andaveris marcó el descuento (51’). La noche se puso más fría para los bluministas, que tardaron en reaccionar, pero tras un tiro de esquina, José Alfredo Castillo marcó el tercero (59’), que le dio tranquilidad a Aragonés. Cuatro minutos más tarde (63’), otra vez Jiménez se equivocó y Akerman aprovechó para marcar el cuarto. El último gol celeste lo anotó nuevamente Castillo, a los 68’. Helmut Gutiérrez descontó (88’) para la visita.
by Radio Television Universal
Wilstermann sorprendió a San José y. con un potente remate de Édgar Olivares en la etapa final, le ganó por 2-1 ayer en el estadio Jesús Bermúdez ante la presencia de al menos 20.000 aficionados.

La victoria de los cochabambinos les permite llegar al primer lugar del torneo hexagonal con 7 puntos.

En tanto que los orureños confirmaron que no están pasando un buen momento en la instancia decisiva, donde actualmente son los últimos con un punto.

El local comenzó con el pie izquierdo la seguidilla de tres partidos que tiene en casa, desperdició una buena oportunidad de meterse entre los líderes del torneo. No supieron aprovechar ni siquiera una temprana diferencia a favor, tomando en cuenta que comenzaron ganando con un gol de camarín mediante Cristian Díaz, quien empalmó de primera un centro de Damir Miranda a los dos minutos.

El tanto del cuadro orureño fue un acicate para buscar el segundo tanto mediante las proyecciones de Emerson Felipe, quien jugó por el lateral derecho y con sus desbordes complicó el trabajo de la defensa aviadora, donde creció la figura del arquero Hamlet Barrientos.

Sin embargo, el dominio de los primeros minutos del cuadro local fue equiparado por el equipo rojo, que comenzó a manejar los hilos del partido con base en un buen trabajo de Maximiliano Andrada, colaborado por los volantes Henry Machado y Wálter Veizaga. Hasta los 20 minutos de la primera etapa, el juego se planteó de ida y vuelta, con ambos equipos en procura del gol en la portería rival.

Alejandro Bejarano, con su habilidad, intentó marcar el desequilibro, pero fue bien marcado tanto por Machado como por Veizaga. A los 28 minutos de la primera etapa, una imprecisión en la zaga de los orureños le permitió al uruguayo Nicolás Raimondi lograr el gol del empate ante la sorpresa de los hinchas del equipo local.

Los últimos minutos de la primera etapa culminaron con el dominio de San José, pero no pudo marcar la diferencia.

El nerviosismo cundió en la afición local en la etapa final, porque intentó presionar a sus jugadores y amilanar a los jugadores vallunos. A los diez minutos, el partido se suspendió por unos segundos luego de que “la Temible” de San José hiciera estallar una bengala cerca del arquero Barrientos, por lo que el árbitro Mancilla amenazó con terminar el encuentro.

Una vez que se reanudó el partido, los santos intentaron la diferencia, pero no tuvieron la fuerza necesaria para superar la valla visitante. Tampoco tuvieron suerte, porque, a los 30 minutos, Cristian Díaz no pudo anotar el triunfo al marrar un penal.

Nueve minutos más tarde, a los 39, Édgar Olivares le dio la victoria a los wilstermanistas a través de un potente remate que no pudo interceptar el arquero Higa.

Los últimos seis minutos se jugaron nerviosamente, y a pesar de los intentos del cuadro local, el marcador no se modificó.

Los aviadores celebraron el triunfo, mientras que cuerpo técnico y jugadores del local dejaron la cancha en silencio.
by Radio Television Universal
Bolívar estuvo cerca de traerse los tres puntos de Cochabamba, pero Aurora no se lo permitió. Al final regresa con una unidad que vale si se toma que la consiguió en condición de visitante frente a un rival que es de los más pintados en la lucha por el título. El 2-2 registrado en el estadio Félix Capriles es justo, la gente salió satisfecha por el esfuerzo de los protagonistas para hacerse de las tres unidades.

Fue un partido de ida y vuelta, los dos dieron y recibieron. Después de un comienzo tibio, los equipos se soltaron y protagonizaron un partido emotivo. Fue uno de los mejores del hexagonal que se vio en el valle.

En la primera jugada del partido, Bolívar pudo ponerse en ventaja. Se jugaban 30 segundos cuando Charles da Silva ejercitó un remate que se fue apenas desviado. De inmediato respondió el local, un tiro libre de Ignacio García también puso en aprietos a Carlos Arias.

Antes de que llegara el primer gol, la Academia tuvo otra opción que William Ferreira desperdició, en la respuesta Carlos Saucedo no pudo culminar una buena habilitación de Jaime Cardozo.

A los 32´ se rompió el cero, la jugada inicial la protagonizó Jair Reinoso, el colombiano con pasado en el club paceño. El atacante guapeó y dejó vaciada la defensa adversaria. Mandó un centro que Saucedo cabeceó, el golero Arias atajó a medias, el rebote llegó hasta donde estaba el goleador que no perdonó.

No terminaba el festejo, las líneas todavía no se habían vuelto a acomodar y llegó el transitorio empate. Rudy Cardozo recogió un rebote en el vértice izquierdo del área grande, desde allí sacó un zurdazo que se metió por el palo izquierdo de Silvio Dulcich, la comba en el viaje del balón sorprendió al arquero (33´). Así acabó la primera parte.

Los primeros minutos del complemento fueron para Aurora, Reinoso, Jaime Cardozo y García tuvieron opciones que no supieron culminar, en unosn intentos el balón pasó cerca del arco y en otros estuvo inspirado Carlos Arias, que tuvo que extremar recursos para evitar la caída de su arco.

El Equipo del Pueblo buscaba incesantemente el desnivel, el partido se le hizo más cuesta arriba luego de que Rudy Cardozo puso en ventja a Bolívar. El recién ingresado Leonel Reyes tocó de manera magistral un balón hasta donde estaba Álex da Rosa, quien vio que ingresaba su compañero y le puso la pelota para que con un remate rasante superase de nuevo a Dulcich. Se jugaba el minuto 23.

Aurora protagonizó una oleada de ataques que Arias se encargó de neutralizar. El arquero agrandó su figura, una y otra vez negó el empate.

Cerca del final, Ignacio García puso cifras definitivas. Se elevó más que todos para, de cabeza, colocar la pelota lejos del alcance del golero bolivarista. El servicio de esquina fue de Marcelo Gomes.

Pudo liquidar Aurora, pero un remate de Saucedo fue controlado por Arias, luego Arnulfo Valentierra hizo pegar la pelota en la barrera. Fue la última jugada de un partido lleno de emociones.